El fin de un sistema. Ha sido uno de los sistemas operativos más utilizados del mundo, con una longevidad de casi trece años.

A día de hoy muchos usuarios no entienden que es lo que ha pasado o que conlleva exactamente que el sistema operativo Windows XP quede sin soporte técnico. ¿Pero es esto ya una realidad? Sí, lo es. Tras años escuchando que este sistema se quedaría sin soporte técnico, así ha ocurrido, ya que ese día ha llegado el ocho de abril de 2014.

Pues bien, esto quiere decir que en caso de que usted disponga de un equipo con este sistemas operativo, a partir de ahora,  no contará con actualizaciones automáticas.

¿Qué es una actualización y para que sirve?

Una actualización no es para que uno disponga del último modelo de un software o sistema. Es fundamentalmente una forma de corregir errores y vulnerabilidades. Unos pueden haberse generado por errores o bugs que surgen tras la programación del sistema operativo, otros con el uso del software, otros por incompatibilidades con otros programas y otros tantos por ataques de terceros, estos últimos normalmente mal intencionadamente. Por esos motivos, es importante disponer de un servicio de actualizaciones. A partir de ahora las vulnerabilidades que se sigan explotando o los bugs que surjan no serán solucionados por parte de Microsoft, por lo que el usuario quedará desprotegido ante posibles ataques, virus de todo tipo y los mencionados errores o  bugs. En teoría no todo es como lo acabamos de pintar, ya que desde la página oficial de Microsoft, se afirma que si se dispone en el equipo de Microsoft Security Essentials, entonces, se seguirá recibiendo actualizaciones de las firmas antimalware por un tiempo limitado (no se aclara durante cuanto tiempo). Aclaran que ello no significa que el PC esté protegido, ya que Microsoft no proporcionará actualizaciones de seguridad para proteger el PC del usuario.

Avisan también de lo siguiente en su Página Werb: “Si sigues usando Windows XP ahora que ha finalizado el soporte técnico, tu equipo seguirá funcionando pero podría ser más vulnerable a los riesgos de seguridad y a los virus. Internet Explorer 8 tampoco recibe soporte técnico, así que si tu PC Windows XP está conectado a Internet y usas Internet Explorer 8 para navegar por la Web una vez finalizado el soporte técnico, podrías estar exponiendo tu equipo a nuevas amenazas. Además, a medida que aumente el número de fabricantes de hardware y software que optimizan sus productos para las versiones más recientes de Windows, cabe esperar que aumente también el número de aplicaciones y dispositivos que no funcionen con Windows XP”.

A esto hay que añadir la falta de soporte técnico para Office 2003 que también ha dejado de disponer de soporte técnico el 8 de abril de 2014, después de esa fecha, los productos de Office 2003 dejarán de recibir
-. Soporte técnico asistido
-. Actualizaciones de contenido en línea
-. Actualizaciones de software de Microsoft Update
Entre ellas se encuentran actualizaciones de seguridad que ayudan a proteger los equipos de virus dañinos, spyware y otro tipo de software malintencionado que puede apropiarse indebidamente de la información personal ubicada en el equipo del usuario.

¿Solución a todo esto?

Dos básicamente, una opción es comprar/ renovar licencias de Microsoft tanto en lo que a su sistema operativo como a lo que al software de ofimática se refiere. En caso de cambiar de equipo puede que nos salga mejor de precio, licencias y equipos nuevos o sino tan solo renovar las licencias de los programas citados.

Otra solución dependiendo de que queramos hacer, si son ordenadores o equipos corporativos, tendremos que estudiar las opciones. En software libre disponemos de Centos como sistema operativo para equipos personales (puestos de trabajo) y para el caso de los servidores, disponemos en versión de software libre de Spacewalk. Si estamos en el supuesto de equipos para una sola persona y no en red, podremos utilizar Ubuntu u otras distribuciones Linux. Para el tema de la ofimática dispondremos de Libre Office y de Open Office en cualquiera de los casos mencionados, en sustitución de Microsoft office. Hay que señalar que generan algunos problemas de compatibilidad principalmente en las macros de uno y otro programa pero por lo demás funcionan perfectamente.

En cualquier caso si estamos pensando seriamente en tirar el equipo viejo, también podemos darle una segunda vida instalándole linux.

Hay una variedad amplia de salidas para el fin de Windows XP, pero sin duda, la peor de todas es seguir utilizándolo.